Usamos cookies para darte la mejor experiencia y personalización de usuario en nuestro sitio y en sitios de terceros. Al seguir navegando en nuestro sitio web, autorizas nuestro uso de cookies. Para obtener más información, consulta nuestra Política de cookies
malos habitos

Malos hábitos

Compartir


Los malos hábitos son aquellos patrones repetitivos que dañan tu salud. Sea en forma de acciones o de consumo, estas rutinas se adoptan como parte de una cotidianidad ocasionando repercusiones en el cuerpo de forma progresiva.

Tener hábitos de una vida activa y saludable es la clave para evitar enfermedades a corto, mediano y largo plazo. Conoce cuales son las tres prácticas más comunes que se deben evitar para mejorar nuestra calidad de vida.

Dile a los malos hábitos y deja de fumar

habitos buenos y malos

Fumar daña varios órganos del cuerpo a la vez, está asociado con diferentes enfermedades como cáncer de pulmón, laringe y boca, diabetes, osteoporosis y enfermedades cardíacas. El índice de mortalidad entre los fumadores se eleva al triple comparado con aquellos que nunca lo han probado.

Dejar este mal hábito de consumo tiene grandes beneficios para tu salud:

  • Después de 12 horas se normalizan los niveles de monóxido de carbono en la sangre y se regula la presión arterial.
  • En el lapso de 2 semanas a 3 meses tu circulación y función pulmonar mejoran y tu rendimiento físico es mayor.
  • Cumpliendo 10 años sin fumar el riesgo de padecer cáncer se reduce y el cuerpo está cerca de igualarse al de un no fumador.

Evita las desveladas

No dormir suficiente es un mal hábito de descanso muy común. El exceso de trabajo, las fiestas, los videojuegos o navegar en internet hasta altas horas de la noche, ocasiona que no obtengas valiosas horas de sueño. Mereces dormir mejor y más profundo ya que así:

  • Aumentas tu creatividad: Un buen sueño equilibra la producción de hormonas y permite a tu cerebro descansar lo suficiente promoviendo que la memoria funcione correctamente potencializando tu imaginación.
  • Reduces el riesgo de padecer obesidad: La falta de sueño provoca una menor liberación de leptina que es la hormona encargada de mandar la señal de saciedad al cerebro y al mismo tiempo libera grelina que es aquella que genera apetito. ¡Vaya combinación!
  • Mejoras tu estado anímico: Mientras duermes tu cuerpo se relaja y aumenta la producción de serotonina y melanina, hormonas que contrarrestan los efectos del estrés.

Evita los alimentos procesados y azúcar

malos habitos alimenticios

Actualmente existen una gran variedad de alimentos procesados que además de tener un alto contenido calórico, carecen de los nutrientes esenciales que tu cuerpo necesita. Reducir la ingesta de estos productos y evitar malos habitos alimenticios es posible cuando:

  • Consumes alimentos caseros: El proceso de preparar tus propios alimentos te garantiza que los ingredientes sean frescos. La comida para microondas contiene conservadores y otros químicos nocivos para el organismo.
  • Aprendes a leer las etiquetas. La información nutricional que tienen los alimentos procesados es importante a la hora de decidir si quieres comer esas papas fritas o un refresco.
  • Compras localmente: Acudir al mercado es una gran opción para encontrar alimentos menos procesados. Busca los negocios más cercanos a tu hogar que ofrecen también estos productos.

Los beneficios de evitar un mal hábito son incontables. Aumenta tu vitalidad y mejora el estado de ánimo con rutinas saludables. Anímate y goza de los resultados.

¿Y tú qué otros malos hábitos recomendarías evitar? Déjanos tu respuesta en la caja de comentarios y sigue mejorando tu estilo de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *