Usamos cookies para darte la mejor experiencia y personalización de usuario en nuestro sitio y en sitios de terceros. Al seguir navegando en nuestro sitio web, autorizas nuestro uso de cookies. Para obtener más información, consulta nuestra Política de cookies
vida saludable

Vida saludable

Compartir


Practicar ejercicio y llevar una dieta balanceada son siempre relacionados con llevar una estilo de vida saludable pero hay otro factor importante dentro de tus hábitos que debes considerar, el equilibrio emocional.

Conoce algunos pasos que te ayudarán a alcanzar un balance personal y una mejor convivencia con tu entorno. 

Alimentación para una vida saludable

Vida saludable

Una alimentación equilibrada es aquella que considera una distribución adecuada de los diferentes grupos alimenticios que debes consumir, ingerir más o menos de alguno de estos grupos puede traer beneficios o malestares a la larga. Sin embargo existen recomendaciones generales que puedes seguir:

Come frutas, verduras y legumbres. Ingerir este tipo de alimentos te ayuda a darle a tu cuerpo diferentes vitaminas y minerales que necesita para realizar sus funciones, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda comer al menos cinco porciones de frutas y verduras al día.

Para alcanzar este objetivo puedes combinarlas y consumirlas de diferentes formas, úsalas en licuados por las mañanas, para acompañar tus alimentos por las tardes o como snacks en cualquier momento del día. 

Come alimentos con grasas no saturadas. El aguacate, los frutos secos y las semillas te ayudarán a tener la ingesta calórica necesaria y son preferibles a las grasas saturadas que encuentras en alimentos como la carne roja.

Otra opción para reducir el consumo de grasas es cocinar tus alimentos hervidos o al vapor en lugar de freírlos. 

Recuerda que para tener una dieta equilibrada siempre es recomendable acudir a con un nutriólogo que te ayude a crear un plan de alimentación adecuado a tu ritmo de vida. 

Cuidado emocional

La salud mental y emocional es un tema que ha ido cobrando más importancia con el paso del tiempo. Actualmente existen instituciones, centros de salud y campañas sociales que destacan el valor de tener este equilibrio para poder tener una vida sana

La estabilidad no se refiere a la ausencia de enfermedades, sino a un estado de bienestar que te permite desarrollarte como individuo y en un entorno social. Reducir el estrés te ayuda a tener un funcionamiento más efectivo. 

Para conseguirlo puedes organizar los tiempos de tus actividades cotidianas de manera que, además de cumplir con tus responsabilidades como trabajar o ir a la escuela, tengas tiempo de realizar actividades que te gusten y te relajen.

Tus tiempos de esparcimiento son importantes, te ayudarán a salir de la rutina, intenta practicando actividades culturales y sociales que disfrutes. 

La lectura, por ejemplo, mantendrá tu mente alerta a la vez que favorece tu memoria.

Si bien la diversión es importante, recuerda que también el descanso, por lo que se recomienda tener un periodo de sueño al menos de 8 horas para que sea reparador.

Bienestar físico

hábitos de una vida activa y saludable

Más allá de tener un cuerpo tonificado, el bienestar físico se refiere al funcionamiento de tu cuerpo, es decir, que trabaje óptimamente.

Mantener hábitos saludables como lavar tus manos y cepillar tus dientes te ayudará a evitar diferentes enfermedades.

Tener una vida sedentaria es considerada como una de las principales causas de enfermedades cardiovasculares a nivel mundial, razón por la cual organizaciones como la OMS recomiendan la práctica de actividad física, misma que refiere a cualquier movimiento que saque a tu cuerpo del estado de reposo.

Practicar algún deporte como natación, running, box, bicicleta, fútbol o cualquiera de tu preferencia, trae grandes beneficios a tu cuerpo ya que te ayudan a reducir el estrés, activar tu sistema cardiovascular e inmunológico, ejercitar tus músculos, mejorar tu postura y mucho más.

Realizarte exámenes periódicos de salud es importante para prevenir o atender enfermedades oportunamente. Los chequeos en niños los ayudarán a desarrollarse plenamente y en adultos mayores a cuidar su salud óptimamente.

Si deseas tener una vida activa y saludable puedes hacer cambios gradualmente en tus rutinas, dar pequeños pasos evitará que desistas rápidamente ya que te permitirán ir adaptándote a este estilo con mayor facilidad.

¡Date la oportunidad de intentar cosas nuevas!

Una respuesta a “3 destinos de playa en México para pasar Fin de Año”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *