Usamos cookies para darte la mejor experiencia y personalización de usuario en nuestro sitio y en sitios de terceros. Al seguir navegando en nuestro sitio web, autorizas nuestro uso de cookies. Para obtener más información, consulta nuestra Política de cookies
Donas caseras

Donas caseras

Compartir


¿Tienes antojo de algo dulce y delicioso? Si es así, esta receta de donas caseras es perfecta para ti. Ve sacando tus talentos de panadería, porque hoy vas a aprender a preparar uno de los panes dulces más deliciosos y populares que existen.

Ingredientes para donas caseras

donas caseras receta

Los ingredientes para preparar rosquitas caseras son muy pocos y fáciles de conseguir. Lo único que vas a necesitar es:

  • 1 kg de harina de trigo 0000.
  • 260 g de azúcar.
  • 40 g de levadura fresca.
  • 80 g de mantequilla.
  • 1 y 1/2 tazas de azúcar refinada o glas.
  • 1/4 de taza de canela en polvo
  • 4 huevos.
  • 1 cucharadita de vainilla.
  • 200 ml de leche tibia.
  • 1 l de aceite.

¡Hora de hacer el pan!

  1. Vierte la harina en un tazón amplio, haciendo la forma de un volcán.
  2. Añade la levadura y la leche en medio de tu volcán y mezcla hasta incorporar los ingredientes perfectamente. También puedes disolver la levadura en la leche tibia y agregar directamente esa mezcla.
  3. Derrite la mantequilla en tu horno de microondas, añádela y mézclala con la harina incorporando los huevos, el azúcar y la vainilla.
  4. Continúa amasando durante varios minutos hasta lograr que tu pose adopte una textura elástica y lisa. Estará lista cuando quede ligeramente pegajosa, pero no se quede pegada en tus manos.
    Toma en cuenta que este paso te puede tomar hasta 20 o 30 minutos, pero si lo haces correctamente, tus donas quedarán perfectas.
  5. Haz una bola con la masa y déjala reposar en un recipiente durante 1 hora o hasta que duplique su volumen. De preferencia, cúbrela con un trapo limpio o papel film.
  6. Extiende la masa ayudándote con un un rodillo hasta formar una plasta de 2 cm de grosor aproximadamente. Es muy importante que no golpees la masa en este paso.
  7. Corta círculos en forma de dona, no importa que sea con moldes especiales o cualquier objeto redondo, como un vaso y una tapa rosca. Reserva en una charola o bandeja forrada con papel vegetal. 
  8. Deja reposar tus donas durante otros 10 minutos para que vuelvan a aumentar su tamaño.
  9. Pon a calentar el aceite en una olla pequeña lo suficientemente onda para que tus donas floten.
  10. Introduce las donas uno por una o en una tanda pequeña, si hiciste pequeñas rosquillas, y dales vuelta constantemente para que se frían uniformemente.
  11. Retíralas del aceite una vez estén bien doradas y pásalas por un plato con el azúcar mezclada con la canela hasta que queden bien cubiertas.
  12. Colócalas sobre una servilleta o servitoalla para que escurra el exceso de aceite.
  13. ¡Hora de disfrutar!

Esta masa te servirá para hacer donas caseras fritas pero también al horno, de ser así, te recomendamos extender la masa con 1 cm de grosor, aproximadamente. Y para el horneado, deberás precalentar tu horno a 180º y hornear durante 10 minutos.

Otra ventaja de esta receta es que, si no vas a consumir tus donitas al momento, puedes congelar la masa para prepararlas después.

Algunos consejos

donitas caseras

Como ves, preparar estas donas caseras es mucho más sencillo de lo que parece. La parte que podría llegar a darte problemas es la del amasado, sin embargo, con paciencia y perseverancia, lo lograrás hacer tu pan dulce sin problema. Además, a continuación, te damos algunos consejos que te pueden ser de mucha utilidad:

  • Si la masa te queda demasiado pegajosa, añade un poco de harina. Y si, por el contrario, notas que está muy seca, vierte un poco de leche o agua para humectarla.
  • El paso más importante del procedimiento son los tiempos de reposos de la masa, ya que es cuando ésta realizará la fermentación y leudado correspondientes. No apresures la receta.
  • Recuerda enharinar perfectamente la mesa de trabajo donde extenderás tu masa, así como los instrumentos con los que la vas a cortar, ya que esta masa es algo pegajosa.

¡Y listo! Así de fácil y rápido lograrás unas donas caseras perfectas. Recuerda que la práctica hace al maestro y tú serás tu mejor juez, así que no de desanimes si no te salen a la primera, con el tiempo perfeccionarás la receta y le agregarás tu estilo en el decorado, haciéndolo de chocolate o con frutos según sea tu gusto.

No olvides platicarnos en la caja de comentarios cómo te quedaron tus donitas y decirnos qué otro postre te gustaría que te enseñemos a preparar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *