Usamos cookies para darte la mejor experiencia y personalización de usuario en nuestro sitio y en sitios de terceros. Al seguir navegando en nuestro sitio web, autorizas nuestro uso de cookies. Para obtener más información, consulta nuestra Política de cookies
Torta ahogada

Torta ahogada

Compartir


Desde la perla tapatía llega la famosísima torta ahogada y quien la sabe comer lo hace con la mano y sin cuchara. 

Esta receta ha sido orgullosa representante del hermoso estado de Jalisco. Con gracia y mucho sabor llena los paladares de locales y turistas que llegan a sus tierras y les da la más cordiales de las bienvenidas.

Servida en plato hondo, se baña en salsa de chile yahualica un pan que abraza las irresistibles carnitas estilo jalisciense y se viste de cebolla y rabanitos.

Ella no discrimina, puedes encontrarla en refinados restaurantes de gastronomía internacional o dentro de una fonda del mercado local, de cualquier manera estará lista para mostrarte de qué está hecha y regalarte todo su amor.

Afortunadamente ya no tienes que viajar hasta Guadalajara para probarla, tú también puedes disfrutar de este maravilloso platillo con esta receta casera de torta ahogada que no te puede fallar.

¿Qué estamos esperando? veamos que necesitamos y cocina con nosotros.

Ingredientes para torta ahogada

torta ahogada casera

El número de birotes dependerá totalmente de cuantos se piensen comer por persona, en está receta las cantidades son para 5 tortas completas.

  • 5 Birotes 
  • 500 gramos de carnitas de cerdo
  • 12 Jitomates
  • 12 chiles de árbol o yahualica
  • 400 g de frijoles refritos
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 250 gramos de col picada
  • 10 ml de vinagre blanco
  • Comino en polvo
  • Orégano
  • Clavo de olor
  • Limón
  • Cilantro
  • Rábanos
  • Sal

¡Manos a la obra!

torta ahogada de guadalajara
  1. Hierve los jitomates y reserva dos.
  2. Licua con dos tazas de agua y agrega media cebolla con un poquito de comino, clavo y sal.
  3. Hierve el puré en un sartén a fuego bajo y condimenta con orégano.
  4. Licua los dos jitomates con un diente de ajo, ¼ de cebolla y los chiles de árbol.
  5. Toma tu pan y córtalo a la mitad.
  6. Retira el migajón y úntalo con una capa de frijoles.
  7. Rellena con las carnitas.
  8. Salsealo con tu puré sin picante y deja que repose por 2 minutos.
  9. Coloca encima la col rallada y cebollitas y rábanos en julianas.
  10. Por último agrega la salsa picante a gusto de cada quien con unas hojas de cilantro y estará listo.

Cuenta la historia que un día al llegar a casa, un campesino tenía mucha hambre y solo pudo encontrar frijoles, salsa de tomate, un pan y un poco de carnitas. Al mezclarlo creó sin querer un manjar que le gusto tanto que tuvo que compartirlo con su familia y el pueblo.

El lonche ahogado como suelen llamarlo algunos de los jaliscienses se comercializó en el Local del Güero logrando que llegara a muchas más personas.

Cuando compras una puedes pedir una mitad para que la torta sea dividida en dos o puedes pedir una media, que significa que la torta estará bañada con la salsa solo para darle sabor pero no estará sumergida en el picante.

Ya lo sabes si visitas el Estado o lo haces en casa no te puede faltar acompañarlo de un caballito de tequila jalisciense

Si te gustó esta receta de torta ahogada déjanos un comentario y cuéntanos dónde fue que la comiste. Sigue nuestras redes sociales en Facebook, Twitter y Pinterest para más contenido como este. Nos encantaría saber de ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *